Blog

montali-countryhouse-umbria.jpg

Montali, mon amour

A los responsables de Montali les tenemos un cariño especial.

Puede que se deba a saber de primera mano el amor que ponen en todo lo que hacen. Puede que se deba a los lazos que nos unen con ellos, pues lo conocemos de toda la vida y, literalmente, de la familia. Puede que se deba a que fue el primer hotel en confiar en nosotros para su nueva página web y su nueva identidad gráfica. O puede que se deba a lo muchísimo que nos gusta ir en abril, cuando empieza el buen tiempo y el campo parece volver a la vida.

La historia de esta casa rural empieza con dos jóvenes, Malú y Alberto, que eligen cambiar su vida en la ciudad por otra marcada a un ritmo más pausado, más natural y crean Montali. Una casa rural con mucho encanto en medio de Umbría en la que se presta una atención especial a la gastronomía, fusionando vegetariana, brasileña e italiana.

¿Cómo describiríais la cocina de Montali? ¿Qué impacto ha tenido en vuestro hotel?

Somos vegetarianos desde hace muchísimos años y siempre nos entristece ver la poca atención que los restaurantes prestan a sus platos vegetarianos. Además, nunca nos ha gustado el enfoque hippie que se le daba a la mayoría de restaurantes vegetarianos. Nuestro objetivo siempre fue el de tener un sitio con mentalidad similar a la de un restaurante Michelin. No sé si lo hemos conseguido, pero sin duda lo hemos intentado.

¿Cuál es vuestro plato favorito de todos los de Malu? De aquellos que prepara en casa.

En general, aunque suene a tópico, todo lo que hace Malu es espectacular. Sin embargo, si tenemos que quedarnos con algo, sin duda sería con sus umbricelli alla puttanesca. Tan sencillos, tan típicos de aquí y tan ricos.

¿Cómo acabasteis publicando dos libros de cocina?

Durante mucho tiempo, la gente nos estuvo preguntando por qué no sacábamos un libro. Nosotros creíamos que nuestro inglés no era lo suficientemente bueno. Cuando tuvimos trabajando aquí a un chef que también había estudiado literatura inglesa, pensamos que era el momento adecuado.

¿De qué manera ha influido la llegada de internet a vuestro hotel?

Nos ha simplificado enormemente la vida. Además, nos ha dado libertad frente al dominio de los operadores turísticos. Para un sitio pequeño con un nicho de mercado es, sin duda, un amor a primera vista.

¿Un cliente al que nunca olvidaréis?

Hace unos años, tuvimos a dos hermanos australianos motoristas que se quedaron aquí. Eran graciosos, simpáticos, algo canallas y muy fiesteros. Quizás demasiado salvajes para Montali. Su estancia fue, sin duda, muy curiosa, pero hemos de confesar que nos alegró verlos marcharse. No es que fueran mala gente, ni mucho menos, simplemente iban a una velocidad diferente de la nuestra.

¿Cómo veis el futuro de Montali?

Seguiremos con el hotel un tiempo más, pero al final nos jubilaremos y nos sentaremos a disfrutar de nuestro jardín.

Stay hungry, stay wild.

 

Montali Country House
Via Montali, 23
Tavernelle di Panicale, Perugia
Italy

+39 075 8350680
montali@montalionline.com

montali-countryhouse-umbria-2

cosmaMontali, mon amour
Comparte este post