Blog

Canarias-pic.jpg

Miniguía de primavera 2015

Eclipse y primavera, todo a la vez. Lo que creíamos que no sería más que un inocente viernes ha derivado en ordenadores apagados y cinco chiflados hablando sin parar de su destino de vacaciones perfecto para primavera. ¿Nos volveremos locos del todo y acabaremos reservando hoy mismo un billete para irnos este fin de semana? La respuesta, por supuesto, está flotando en el aire —y en los vermutes que caerán al acabar el curro, claro—.

 

Berlín, por Rouli.

Imposible olvidar la primavera que pasé en Berlín. Poco a poco, las estaciones pasan, el invierno se va y, con él, el mal humor. La gente empieza a pasar el día en el parque y cambia el metro o el bus por la bicicleta como medio de transporte. Si quieres unirte a la moda y alquilar una bici, dobla el bajo de los pantalones y saca tu cámara analógica. Detrás de cada esquina cerveza, salchichas, paseos, museos, arquitectura contemporánea o una cafetería hipster. Si buscas un sitio donde comer, Mustafa’s Gemüse Kebab es una buena elección, aunque tendrás que ser paciente porque siempre hay cola. Si quieres un buen sitio donde dormir, Akselhaus & Blue Home es, sin duda, mi favorito.

Berlin Germany Travel Guide

Foto

Budapest, por Jéssica.

Aunque Budapest es una ciudad que recomendaría en todas las estaciones del año, es justo ahora cuando, con la llegada del sol, se deja ver mejor desde las alturas. Prometo que, de todos los viajes que he hecho hasta ahora, Budapest es el lugar que más me ha impactado. No únicamente por su belleza  —que también—, sino porque es un sitio que no te esperas.

La Perla del Danubio es una ciudad llena de contrastes y con una magia especial. No sé si serán sus edificios históricos, sus laberintos subterráneos, sus balnearios, el Bastión de los Pescadores, la Isla Margarita, la magia de su río o sus miles de rinconcitos, pero lo cierto es no deja indiferente a nadie.

Si alguien decide dejarse seducir por Budapest, tiene que quedarse en el Lanchid 19 Hotel y darse una ducha con vistas a toda la ciudad. Ah, también ir a comer al restaurante Don Leone, pedir unas alitas de pollo picantes, unos rigatoni con pollo y champiñones y —lo más importante— traerme un tupper. ¡Por favor!

Budapest Hungary Travel Guide

Foto

 

Lanzarote, por Cosma.

Como cada primavera, mi madre y yo (que vivimos separados por 9700 km) nos tomamos unos días de vacaciones juntos. El año pasado tocaba Lanzarote.

He de reconocer que, nada más aterrizar, me pregunté qué leches hacía allí. Además, el Fiat Panda que me dieron en alquiler no ayuda. Sin embargo, pocos destinos me han sorprendido tanto como esta preciosa isla llena de paisajes marcianos y dispares: acantilados rocosos que dejan sin respiración, playas preciosas y verdaderamente únicas (como la Charca de la Novia, nuestra favorita), planicies cubiertas de rocas volcánicas, pueblos llenos de casitas blancas, etc. Toda una maravilla.

La primera noche nos dimos un capricho y fuimos a cenar a La Cantina de Teguise. Impresionante, diferente, delicioso. La última nos dimos otro y dormimos en Buenavista Lanzarote Country Suites, y para esto sí que no tengo palabras.

Lanzarote Canarias Travel Guide

 

Ay, Mánchester… por Carlos.

De una tostada con huevos revueltos y salmón a una taza de té del bueno con un Full English Breakfast. De la foto de rigor en el Town Hall a comprar piercings, una camiseta de Hendrix y un par de gorras en Afflecks, todo en un cuarto de hora, más o menos. De un bao de cerdo al horno en Ho’s, una de mis panaderías favoritas de Chinatown, a los canales y el barrio gay. De ese pub de nombre imposible de recordar en el que conocí a tantos grupos de jazz entre sidras y amigos al Sunday Roast de Mr. Thomas’s Chop House, con tres tipos de carne y verduras de las de verdad. Por supuesto, acompañado de una buena ale de la zona. De mi residencia en Salford a una, dos, tres o las noches que hagan falta en el Eleven Didsbury Park. De un par de días de excursión primaveral en el Peak District, en medio de un mar de árboles, a un concierto en la Manchester Academy el viernes por la noche. De principio a fin, Manchester, eres irrepetible.

Peak District Manchester Travel Guide

Foto

Provenza, por María.

Será porque cuando pienso en la primavera no puedo evitar pensar en campos llenos de flores —¡qué original!— y en el olor a lavanda. Provenza es un lugar fantástico para pasar unos días: la gente es amable, puedes comer croissants y pain au chocolat hasta que no puedas más y siempre hay espacio para la cultura y el arte. No es casualidad que fuese la región escogida por pintores impresionistas, como Van Gogh, Matisse, Monet o Cézanne. Los paisajes son preciosos y perderse es fácil, da igual la ruta que escojas, no te arrepentirás. Mi consejo es alejarse de la costa —y los guiris— y disfrutar del interior, donde encontrarás pueblos medievales anónimos, con sus calles de piedra y castillos, y otros más conocidos como L’Isle-sur-la-Sorgue (rodeado de canales y mercados de artesanía), Gordes o Arles. No te puedes perder este último, es visita obligada. Si te entra hambre, pasea por el centro y come algo en la Rue des Porcelet, es una calle llena de restaurantitos y sus dueños son a cada cual más majetes. Si te entra sueño —o simplemente quieres dormir la siesta—, Hôtel du Cloître es un candidato más que digno.

Provence France Travel Guide

Foto

cosmaMiniguía de primavera 2015
Comparte este post