Blog

image_1280.jpg

Escapada de un sábado a Solsona

Primer fin de semana de febrero. Después de unos días de mucho trabajo, el sábado a las 08:30 am ya estamos en pie para pasar el día en la Cataluña central.

Este es un viaje muy improvisado, intenso y más corto de lo que nos gustaría. Sobre las 09:00 ya nos encontramos en el coche hablando y hablando. Siendo sinceros, nos encanta compartir historietas más allá de la oficina y cualquier momento es bueno. Y así, entre charla y charla, se pasa la hora y media de carretera sin apenas interrupciones. Bueno, sí, la de los maravillosos paisajes nevados de algunos tramos.

A las 10:30, y con un día aparentemente muy soleado, llegamos a Solsona, donde nos quedamos boquiabiertos con el Hotel San Roc, un edificio modernista y de tanta historia que, debemos reconocer con un poco de culpa, no habíamos visitado nunca. El resto de la mañana la pasamos con Gemma y Martí, perdiéndonos por los caminos de tierra y hablando. Sintiéndolo mucho, hasta aquí podemos leer sobre este capítulo del día… hasta nuevo aviso.

A la hora de comer, las nubes y el frío aparecen, por lo que una sopa caliente parece la opción adecuada. Nos dejamos aconsejar por nuestros anfitriones y quince minutos después ya estábamos sentados en La Cabana d’en Geli, una masía de 1774 reformada y con una interesante decoración, muy rústica. Nos sentamos en una mesa cercana a la chimenea y disfrutamos de dos horas de un placer poco común: el crepitar de la madera ardiendo. Antes de que nos entre el sueño de una buena digestión, y para acabar de aprovechar el día, ponemos rumbo a Cardona, donde nos paramos unos minutos en el castillo que corona la ciudad para contemplar las vistas. Las primeras gotas de lluvia nos hacen ver que es hora de volver a casa.

De camino a Barcelona, llegando a Montserrat, la conversación se interrumpe al ver la estampa de los picos nevados y ese contraste tan bonito con el cielo rosa de invierno. Tan bonito que hasta se nos olvida coger la cámara.

Stay hungry, stay wild.

IMG_3945_1680

cosmaEscapada de un sábado a Solsona
Comparte este post